Edificio de la Juventud

Thumbnail for Edificio de la Juventud

El diseño pretende ser un edificio que aloje los espacios necesarios para la juventud del Valle de Aranguren. Se emplaza en la zona de Entremutilvas, en una parcela de geometría y localización muy singular. Así pues, el concepto del diseño emerge esencialmente de ambas circunstancias: el programa del edificio y la localización singular del mismo.

Aranguren

Arquitectura

2021

El concepto parte del modo en que se dispone y se entiende el programa. En primer lugar, se emplaza el espacio "ágora" en una posición central en el conjunto y se configura como el ámbito más singular del edificio. Un espacio a través del cual se conectan el resto de usos y que cuenta con amplia superficie para desarrollar en él todo tipo de actividades, propias del concepto clásico de “ágora”: debates, charlas, encuentros, exposiciones, etc.

Edificio de la Juventud

Entorno al ágora, por tanto, se colocan el resto de los elementos siguiendo una lógica muy clara: los espacios cubiertos y exteriores se colocan en los laterales este y oeste del edificio, lo cual permite las conexiones de estos espacios con los elementos que ya existen en la parcela. Hacia el oeste se produce la conexión con el campo de futbol 3 y la zona de columpios; y hacia el este se produce la conexión con el ámbito de bicicletas de trial. En cambio, los espacios interiores se colocan en el eje sur-norte. Así, los talleres quedan hacia el sur, más conectados con la calle de tránsito principal (Plaza Arbide) y el resto de los elementos del programa, se disponen en la zona norte, vinculados a las vistas más abiertas en dirección a Pamplona.

Edificio de la Juventud
En definitiva, el edificio adopta una forma singular, reconocible y atractiva visualmente pero cuyo proceso, tal como se ha explicado, surge de decisiones vinculadas directamente con las necesidades del proyecto: el complejo programa y el emplazamiento singular. A partir de ahí, la estructura de madera y su sistema modulado configuran la geometría definitiva.
Edificio de la Juventud

A partir de este esquema, la disposición del programa se concreta en cuatro cuerpos que emergen del ágora, y que enfatizan dichas conexiones y orientaciones: en los ejes este-oeste (conexión de los espacios cubiertos con las actividades de la parcela) y en los ejes norte-sur (conexión y relación de los espacios interiores con la calle principal y las vistas hacia el norte).
De este modo, el diseño se concreta en una forma cuatri-direccional que responde directamente a su posición en una trama urbana singular y a la organización de su programa de necesidades.

Edificio de la Juventud

El siguiente paso en la formalización del edificio consiste en la inclinación de las cubiertas: se realizan unas incisiones diagonales en los citados cuatro cuerpos, para que la geometría del conjunto admita la elevación de las cubiertas hacia el exterior del edificio. Las cubiertas, entonces, se levantan por varios motivos: se pretende dotar de mayor altura a los espacios interiores, se busca captar la mayor luminosidad en ellos, se procura realizar una buena recogida y gestión de las aguas (contemplando su reutilización) y se pretende captar la mayor energía solar posible mediate placas solares fotovoltaicas.
En definitiva, el edificio adopta así una forma singular, reconocible y atractiva visualmente pero cuyo proceso, tal como se ha explicado, surge de decisiones vinculadas directamente con las necesidades del proyecto.

Edificio de la Juventud

La estructura se concibe de un modo muy ordenado. Así, a pesar de los gestos diagonales que se producen en planta, existe siempre un orden que gobierna toda la geometría. Concretamente, se modula todo el edificio mediante un inter-eje de 1,75m. El sistema permite desarrollar una construcción modular e industrializada: las piezas estructurales se producen en fábrica y se ensamblan en obra. Se trata de un proceso más limpio, más rápido y exacto que otros métodos de construcción tradicional. La estructura se realiza mediante pórticos perpendiculares a los cuerpos que contienen el programa, de modo que las pilastras coinciden con la fachada principal y con el límite del ágora. Sólo en el ágora, para salvar mayor luz, se encuentran las dos direcciones de pórticos del edificio, generando una retícula característica en la cubierta. El sistema de pórticos se completa con muros de carga en los quiebros diagonales del edificio.

Edificio de la Juventud

Toda la estructura se concibe en madera. Así los pórticos se configuran mediante vigas y pilastras de madera laminada de pino radiata, termotratada y lasurada. Esto mejora notablemente su estabilidad y durabilidad, haciéndola totalmente resistente a la intemperie. Los muros de carga son paneles de CLT. La madera configura en buena medida la imagen del edificio: en el exterior se perciben las pilastras que configuran los cuatro cuerpos. En el interior, toda la estructura de vigas y pilastras queda vista, generando una sensación agradable y cálida para el espacio.

Edificio de la Juventud

Próximo proyecto

MGR Workspace

Getxo

Interior

Thumbnail for Edificio de la Juventud