Escalera N. Villoslada

Thumbnail for Escalera N. Villoslada

En lugar de añadir unas escaleras completamente ajenas a la arquitectura existente, como satélites caídos de algún lugar lejano, se busca dar con un diseño que, gracias a su imagen y construcción, parezca haber pertenecido al edificio desde su origen.

Pamplona

Arquitectura

2017

La obra consiste en la rehabilitación de ciertas zonas del Instituto de Enseñanza Secundaria Navarro Villoslada, en Pamplona.
El edificio es una construcción ejecutada en los años 70, de aspecto racionalista, con volúmenes claros y muy rotundos; una obra que entraña, a nuestro juicio, cierto valor arquitectónico, y que la actuación de MLMR pretende resaltar.

Se arreglan y modifican distintos puntos del exterior y del interior del edificio para mejorar la accesibilidad del mismo y adaptar sus espacios a las nuevas normativas de protección de incendios. Por ende, se arreglan rampas de acceso y partes de las fachadas, se actúa en el vestíbulo interior y en todos los aseos y vestuarios, se agrega un ascensor cercano a la recepción y, sobre todo, se añaden al edificio dos escaleras exteriores de evacuación: éstas son, precisamente, el punto singular del proyecto.

Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada

Así, una de las escaleras, la más visible, se emplaza exactamente en la fachada principal. Es como si una porción de la fachada original -de hecho el muro se reviste con la misma piedra- se hubiera escindido del edificio para ocultar la nueva escalera. Es más, el muro cuenta con una gran apertura vertical que corresponde literalmente con un antiguo hueco que la fachada tenía en la misma posición; y es en la parte superior de ese hueco donde la escalera vence a la careta y se asoma.

Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada
Se asoma generando un balcón que, si un uso específico (es una escalera de evacuación), constituye un mecanismo de negación de la propia idea: toda la operación de ocultamiento se derrumba cuando la escalera asoma en la parte alta del hueco.
Escalera N. Villoslada

La segunda escalera, emplazada en el patio trasero, guarda estrecha relación con su homóloga. Su construcción metálica es idéntica, y también lo son su forma y sus detalles. Ahora bien, esta escalera ya no necesita la careta, ya no requiere mimetizarse con la antigua fachada puesto que se encuentra en el interior del propio recinto escolar, en una zona poco visible. La careta, ahora, se ha convertido en un gran rectángulo de acero, que mantiene su función estructural y pierde la intención visual presente en la primera escalera.

Escalera N. Villoslada
Es, si se quiere, un muro transparente que muestra directamente como la escalera metálica trepa delicadamente por la fachada del instituto.
Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada

Así, una de las escaleras, la más visible, se emplaza exactamente en la fachada principal. Es como si una porción de la fachada original -de hecho el muro se reviste con la misma piedra- se hubiera escindido del edificio para ocultar la nueva escalera. Es más, el muro cuenta con una gran apertura vertical que corresponde literalmente con un antiguo hueco que la fachada tenía en la misma posición; y es en la parte superior de ese hueco donde la escalera vence a la careta y se asoma.

Escalera N. Villoslada

Se asoma generando un balcón que, si un uso específico (es una escalera de evacuación), constituye un mecanismo de negación de la propia idea: toda la operación de ocultamiento se derrumba cuando la escalera asoma en la parte alta del hueco.

Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada

La segunda escalera, emplazada en el patio trasero, guarda estrecha relación con su homóloga. Su construcción metálica es idéntica, y también lo son su forma y sus detalles. Ahora bien, esta escalera ya no necesita la careta, ya no requiere mimetizarse con la antigua fachada puesto que se encuentra en el interior del propio recinto escolar, en una zona poco visible. La careta, ahora, se ha convertido en un gran rectángulo de acero, que mantiene su función estructural y pierde la intención visual presente en la primera escalera.

Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada

Es, si se quiere, un muro transparente que muestra directamente como la escalera metálica trepa delicadamente por la fachada del instituto.

Escalera N. Villoslada
Escalera N. Villoslada

Próximo proyecto

Máquina roja

Falces

Arquitectura

Thumbnail for Escalera N. Villoslada